23/02/13 Quartell (V). Toro del Carrer Nou.

No es el motivo de este blog extenderme mucho en comentar las actuaciones de los animales. Si bien esta galería merece un comentario especial, ya que durante la tarde se pudo apreciar las dos modalidades de festejos populares taurinos más comunes en esta tierra: el toro cerril y el ganado de corro autóctono.

En primer lugar se soltó un buen mozo de Antonio Ordóñez que resultó bravo y noble, excesivamente noble. Menos mal que el toro fue listo y volvió a la arena, ya que mientras estuvo en el asfalto los del cuchillo entre los dientes se abalanzaron sobre él. Aún así, en la arena también se llevó lo suyo. Buen toro.

La segunda parte fue con el ganado de corro de Benavent, de Quatretonda (V). Sabía lo que traía, y los que se merendaron al cerril también. Allí ya no quedaba casi nadie (y no vale poner la excusa del frío).

Soltó un corro de lujo para las calles,  donde los recortadores que quedaban sólo se atrevían con ellas en el asfalto. En la tierra fue imposible pegarles un recorte, y quien lo intentó, se equivocó (tampoco lo intentaron mucho…).

“Candelaria”, “Cubana”, “Aragonesa”, “Cordobés”, “Avellanera” y “Valenciana” fue el corro de lujo que mantuvo a raya a los recortadores durante la fría tarde del sábado. Ahora entiendo porqué un amigo rodador, mientras estabamos almorzando, me comentó que no iba a Quartell: “para qué??? para ver a las de siempre…”

Anuncios